968 85 93 05 / centrotara@yahoo.es

Bert Hellinger

berthellinger Anton Hellinger nació en una familia católica en Alemania en 1925. Vivió en la Alemania nazi durante su infancia y juventud, pagó el precio de la guerra en el frente, después en un campo de prisioneros y finalmente con la muerte de su hermano. Desde muy joven vibraba con el respeto a la libertad humana, viviendo a contra corriente para seguir su propio criterio. A la edad de 10 años, dejó su familia para asistir a una escuela católica en un monasterio dirigida por la Orden en la cual él fue ordenado más tarde y ésta lo envió a Sudáfrica como misionero. La división local de las Juventudes Hitlerianas intentó sin éxito reclutar a Bert Hellinger cuando este era adolescente. Esto provocó que fuera clasificado como ‘Sospechoso de Ser Enemigo del Pueblo’ en 1942. Hellinger fue reclutado en el ejército alemán regular. Vivió el combate en el frente Occidental. En 1945, fue capturado y encarcelado en un campo aliado de prisioneros de guerra en Bélgica. Después de escaparse del campo, volvió a Alemania. Hellinger entró en una orden religiosa católica y se hizo sacerdote. Estudió filosofía, pedagogía y teología en la universidad de Würzburg como parte de sus estudios hacia el sacerdocio. A principios de los años 1950, fue enviado a Sudáfrica donde se le encomentó la tarea misionera con los zulúes. Allí siguió sus estudios en la universidad de Pietermaritzburg y la universidad de Sudáfrica donde recibió un B.A. y un Diploma de Educación universitaria, lo que le dio derecho a dar clases en escuelas secundarias públicas.

Hellinger vivió en Sudáfrica durante 16 años. Durante estos años sirvió como sacerdote de parroquia, profesor y, finalmente, como el director de una gran escuela para estudiantes africanos. También tuvo responsabilidades administrativas en el distrito diocesano entero que contiene 150 escuelas. Aprendió la lengua zulú con fluidez, participó en sus rituales, lo que le permitió tener una visión particular, en parte esotérica. Su participación en una serie de formaciones interraciales ecuménicas en la dinámica de grupo conducida por el clero anglicano en Sudáfrica a principios de los años 1960 supuso el primer paso para su salida del clero católico. El comienzo de su interés por la fenomenología coincidió con la disolución de sus votos al clero.

Después de abandonar al clero, encontró a su primera esposa, Herta, y se casó poco después de la vuelta a Alemania. Empleó varios años a principios de los años 1970 en la formación en Viena en un curso clásico en la psicoanálisis en la Wiener Arbeitskreis für Tiefenpsychologie (Asociación vienesa para la Psicología en Profundidad). Completó su formación en el Münchner Arbeitsgemeinschaft für Psychoanalyse (Instituto de Munich de Formación Psicoanalítica) y fue aceptado como miembro practicante de su asociación profesional. No tiene licencia de hacer psicoterapia en Alemania.

En 1973, dejó Alemania por segunda vez y viajó a los EE. UU para seguir su formación con la terapia primal de Arthur Janov en California.1 2 Hubo muchas influencias importantes que propiciaron su acercamiento. Uno de los más significativos fue Eric Berne y el Análisis Transaccional.

Llegando a la edad de 70, no había entrenado a estudiantes a continuar su método. Aceptó que el psiquiatra alemán Gunthard Weber registrara y corrigiera una serie de transcripciones de taller. Weber publicó el libro él mismo en 1993 bajo el título Zweierlei Glück [Fortuna Caprichosa; Posibilidad de Segundo de aka]. Esperaba vender dos mil copias dentro de la comunidad de psicoterapeutas alemanes interesados en acercamientos alternativos. Para sorpresa de todos, el libro fue recibido con la aclamación y rápidamente se hizo un éxito de ventas nacional, vendiendo doscientas mil copias. Durante los próximos 15 años, él escribió como autor o co-autor alrededor de 30 libros.

La relación de Hellinger con sus discípulos puede llegar a ser en ocasiones muy intensa. Miguel Ángel Schiavo, una de las personas que se han beneficiado de sus enseñanazas escribió en un homenaje a su maestro: “Como anécdota relato algo personal. En Toledo te alcancé un libro para que lo firmes y tú me saludaste y dijiste “Hola Miguel”. Y yo pregunté: “Hola. ¿De dónde me conoces? ¿Cómo es que te acuerdas de mí?” Siempre me sentí muy cerca. A pesar de que internamente me peleaba con muchas propuestas, terminaba como un perro con la panza hacia arriba y podías hacer cualquier cosa conmigo”. Otra discípula, Liliana Chaia, también se dirigió a su orientador y guía con palabras que evidencian la impronta personal que este maestro deja en sus alumnos: “Admiro tu mirada abierta, vacía, esa mirada que te permite exponerte y llegar a descubrir ese maravilloso regalo que nos fuiste dejando en cada encuentro. Tu mirada compasiva, tu mirada pícara, esa mirada que ubica, esa mirada global”. Alejandra Pistorio, otra alumna, recuerda un interesante episodio ocurrido con Hellinger en 2002 en un congreso sobre psicosis en Mallorca: “…mucha gente estaba muy enojada porque decías cosas diferentes a las que habías dicho antes. Recuerdo a una persona del público que dijo: “No. En un artículo alguna vez escribiste algo y ahora estás diciendo lo contrario”. Creo que se refería al aborto. Entonces dijiste una frase que la tengo muy guardada para mí: “Este conocimiento es como una llama, como el fuego, el que lo agarra y lo aprieta mucho lo apaga””. Y Tiuu Bolzman, discípulo de Hellinger de origen alemán recuerda una anécdota brillante : “En México un hombre se puso de pie y dijo: “Bert, en tu primer libro tú has dicho algo que contradice totalmente esto que acabas de decir”. Entonces mostraste tu sonrisa de siempre, esa sonrisa pícara, y respondiste: “¡Qué me importa lo que dije hace diez años!”.

Hellinger ha publicado más de 30 libros con ventas combinadas de un millón de copias en al menos diez lenguas. Algunos de sus libros traducidos al español incluyen.

  • Hellinger, B. (2001). Las propias verdades del amor: Vinculación y equilibrio en relaciones cercanas (M. Oberli-Turner & H. Beaumont, Trans.). Phoenix, AZ: Zeig, Tucker & Theisen.
  • Hellinger, B. (2002). Perspicacias: Conferencias e historias. (J. ten Herkel, Trans.). Heidelberg, Germany: Carl-Auer-Systeme Verlag.
  • Hellinger, B. (2002). En vida & otras paradojas: Aforismos y pequeñas historias de Bert Hellinger (R. Metzner, Trans.). Phoenix, AZ: Zeig, Tucker & Theisen.
  • Hellinger, B. (2003). Constelaciones familiares de despedida con descendientes de víctimas y autores (C. Beaumont, Trans.). Heidelberg, Germany: Carl-Auer-Systeme Verlag.
  • Hellinger, B. (2003). La paz comienza en el alma: constelaciones familiares en el servicio de reconciliación (C. Beaumont, Trans.). Heidelberg, Germany: Carl-Auer-Systeme Verlag.
  • Hellinger, B. (2006). Ningunas olas sin el océano: Experiencias y pensamientos (J. ten Herkel & S. Tombleson, Trans.). Heidelberg, Germany: Carl-Auer-Systeme Verlag.
  • Hellinger, B. (2007). Con Dios en mente. Berchtesgaden, Germany: Hellinger Publications.
  • Hellinger, B. & ten Hövel, G. (1999). El reconocimiento cual es: Conversaciones con Bert Hellinger. Phoenix, AZ: Zeig, Tucker & Theisen.
  • Hellinger, B., Weber, G., & Beaumont, H. (1998). La simetría escondida del amor: Lo que hace el amor el trabajo en relaciones. Phoenix, AZ: Zeig, Tucker & Theisen.