968 85 93 05 / centrotara@yahoo.es

rakasa

Imparte: Rakasa Lucero

¿Qué es el Trauma?

Trauma es una “camisa de fuerza” interna que se crea cuando un momento devastador se congela en el tiempo. En nuestro cuerpo.

El trauma retarda el florecimiento del ser, estrangulando nuestros intentos para seguir adelante con nuestras vidas. Nos desconecta de nosotros mismos, de otros, de la naturaleza, del espíritu.

Cuando las personas son amenazadas, se congelan en terror, miedo. Es como si toda nuestra energía instintual, de sobrevivencia, se quedara detenida con un pie en el acelerador y el otro en el freno del coche.

Aún cuando como humanos poseemos mecanismos regulatorios virtualmente idénticos a los animales, las funciones de estos mecanismos quedan canceladas por la inhibición neo-cortical (la mente racional).

Esta cancelación, -prohibición-, conduce a la constelación de síntomas, incluyendo dolor, patrones de tensión, y colapso (desplome), intrusión, ansiedad y disfunción cognitiva.

A través de la conciencia enfocada a las sensaciones corporales, los individuos pueden tener acceso a los patrones de funciones fisiológicas restaurativas, permitiendo que las energías que actúan sobre los estímulos de sobrevivencia lleguen a ser gradual y sanamente neutralizadas.

La estimulación sin regulación que anteriormente estaba “sellada” en los sistemas neuromusculares y nerviosos puede ser descargada y completada y así prevenir y resolver traumas.

Programa

Durante este entrenamiento abordaremos dos técnicas que enfocan el trauma de manera complementaria:

Somatic Experience. Creado por Peter Levine, basado en su libro “Curar el Trauma” (Ed. Urano)

Exploraremos los tres cerebros, una mente. Integración del cerebro trino: reptílico, mamífero, cortical.

TRI – Traumatic Incident Reduction (Creado por Gerald French)

TIR es un método sencillo, que combina magníficamente los descubrimientos de Peter Levine.

Muchas situaciones traumáticas quedan en ocasiones clasificadas en el sistema nervioso como temas: miedo a los hombres, miedo a situaciones nuevas; ataques de pánico, hiperactividad, depresión, irritabilidad ante situaciones específicas como temor a mudarse, a cambiar de puesto de trabajo, a viajar.

Estas situaciones pueden ser neutralizadas a través de la combinación de estas dos técnicas.

Programa de 5 módulos de 3 días:

Estabilización del terapeuta

  • Inventario de sus fortalezas.
  • Es natural que el material de este entrenamiento dispare muchas preguntas personales y profesionales. Por lo tanto el reconocimiento de su activación es importante.

Exploración del paradigma.- Respuesta natural vs. Respuesta “civilización”

  • Sensaciones y el lenguaje del cerebro reptil.
  • Los animales en la naturaleza raramente son traumatizados, aun cuando rutinariamente son amenazados.
  • Esta “inmunidad ” a la traumatización queda “destruida” en laboratorios y en jaulas o limitación de espacios.
  • La respuesta de los humanos se asemeja a la de los animales en laboratorios.

El trauma está en el sistema nervioso, no en el evento.

  • La naturaleza provee en todos los animales -incluyendo los humanos- un sistema nervioso capaz de restaurar su equilibrio.
  • Exploración acerca de cómo esta función auto-regulatoria es bloqueada, o cómo los síntomas se desarrollan para atar e impedir la descarga de preparación para la acción.

Regulación del sistema nervioso

  • Demostración de cómo este trabajo conlleva la teoría de que “poco y menos es mejor”. El fluir de la activación y la descarga del Sistema Nervioso Autónomo. La descarga del simpático y la regulación del parasimpático.
  • Su función como calibrador bien regulado.
  • Superactivación. El sistema nervioso se sobreactiva cuando la información que se busca se presenta muy rápida, muy pronto, demasiado para el Sistema Nervioso.

 

Dirigido a:

Consteladores familiares, Terapeutas, Psicólogos, Médicos, Enfermeros, Pedagogos, Logopedas, Trabajadores y Educadores sociales, Maestros, y todas aquellas personas que quieran explorar su propia luz y brillo.

En Constelaciones Familiares podemos observar que los traumas transgeneracionales y la desestabilización colectiva a través de la historia de la humanidad, traumas sociales, económicos, políticos, guerras, revoluciones, migraciones, desastres naturales, afectan a países enteros, a sus comunidades, las familias y al individuo.

Al trabajar con el cliente o paciente necesitamos tener claridad en las metas y limitaciones del trabajo. Es importante que el terapeuta tenga claro por qué el cliente busca trabajar su trauma. Los terapeutas que trabajen con traumas necesitan respetar sus propias limitaciones, y las del cliente, y -a partir de ellas- establecer parámetros de trabajo.

El terapeuta debe evaluar los recursos físicos, emocionales, sociales y espirituales del cliente antes de comenzar el trabajo. En ocasiones no es el momento de empezar.

Las situaciones difíciles y traumáticas son parte de la vida. No son algo que se pueda “arreglar” o de lo que se pueda recuperarse.

Simplemente se trata de restablecer un orden de confianza y de anhelo de vida. Estas experiencias dejan huella como los mapas que encontramos en las conchas de las ostras, que cuentan su historia y su relación con el mar.

 

LogoEscConst¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Constelaciones Familiares es un tipo de terapia sistémica creada por el psicoterapeuta Bert Hellinger. Se dice que el 70% de los problemas de orden psicológico que nos afectan vienen de nuestra historia y relación familiar. Bert Hellinger creó un método simple y profundo que nos ayuda a darle un lugar en nuestro corazón a todas las personas de nuestra familia y así ganar la fuerza de nuestros padres y abuelos para resolver problemas o tomar decisiones.

Desde el momento de nacer entramos a formar parte de una familia que comparte un destino común. Cada familia, a su vez, queda vinculada a una red familiar a la que pertenecen todos con el mismo derecho, tanto si viven como si ya murieron. Una conciencia común –el ‘alma familiar’– une a todos los miembros de una familia, velando por los derechos de cada cual. Así, donde alguien tuvo una suerte especialmente trágica, o fue olvidado, excluido o menospreciado, en generaciones posteriores se desarrollan identificaciones con esa persona. Y puede suceder que un miembro posterior de la familia, muchas veces sin saberlo, se ocupe de “imitar” su suerte. La fuerza del vínculo es tal que, a veces, hasta desearíamos dar la vida por alguien o incluso seguirlo a la desdicha, a la enfermedad, a la muerte…

Tales implicaciones pueden manifestarse a través de trastornos psíquicos o enfermedades físicas; también en la dificultad de encontrar pareja, en comportamientos conflictivos, en problemas en los estudios, o en la incapacidad de desarrollar una actividad profesional satisfactoria, por no citar más que algunos ejemplos.

La mayoría de los trastornos serios se desarrollan allí donde la persona permanece atada en el amor que nace del vínculo. Y, por lo tanto, la mayoría de soluciones son un desprenderse de personas vinculadas con nosotros, de su destino, y de aquello que ellas mismas tienen que asumir como su responsabilidad.

El amor ciego ata y genera problemas; el amor que ve los resuelve y nos libera mirando al otro cara a cara y asintiendo a su destino, sea cual sea.

¿Cómo se desarrollan?

En talleres vivenciales, con un grupo de personas, a los se puede acudir ya sea como cliente, planteando asuntos problemáticos personales, o como participante, presenciando y compartiendo los procesos vividos.

También en consultas individuales, con figuras que representan a las personas. Se recomiendan como preparación a un trabajo en grupo o como seguimiento y acompañamiento después de haber constelado en un taller.

Antes de configurar su sistema actual o de origen, al cliente se le formulan preguntas referidas a hechos concretos. El problema que una persona relata racionalmente NO es el problema, ya que si lo fuera, si de verdad quisiera, ya lo hubiera resuelto.

Una vez decididas las personas necesarias para la constelación, el cliente elige entre los participantes a representantes para los miembros del sistema que desea configurar, incluido alguien para sí mismo, y los dispone de pie en el espacio abierto, guiándose únicamente por su intuición. Luego podrá sentarse y observar la dinámica que se da en la familia.

Cuando el lugar que ocupan las diferentes personas no es el apropiado, el desorden trae desdicha. Los representantes van comunicando sus sentimientos y, a partir de sus comentarios y reacciones, el terapeuta se va orientando hacia la nueva imagen de solución, ayudándose con frases curativas y/o expresiones corporales, y dando a cada persona el lugar bueno que realmente le corresponde.
La nueva imagen desarrolla su influencia ya no sólo sobre el cliente, sino sobre todas las personas que conforman su sistema.

¿A quién interesan?

A veces sentimos que algo no va bien en nuestra vida y que con esfuerzo y sacrificio podemos olvidar la realidad o tal vez cambiarla. El tiempo va pasando con esa idea y cada vez nos va un poco peor…

Al encarar la realidad, por más dura que resulte, la persona ya no se hace ilusiones. Así, su visión y sus actos cobran otra seriedad y otra fuerza. Ese reconocer lo que es, sin miedo ni intenciones, nos abre paso hacia el entendimiento y el equilibrio en nuestras relaciones. La solución se encuentra allí donde el amor más duele: a veces requiere una retirada, porque no hay otra solución que el asentir a la realidad tal como es, tanto a la propia como a la de los demás, por más dolorosa que resulte.

Quien lleva el peso de los otros ya no tiene fuerza para lo positivo. Sin embargo, la persona que lleva su propio peso, su culpa y su destino tiene la fuerza para hacer algo grande con ellos. Como afirma el propio Hellinger en Órdenes del amor, “cada persona tiene la fuerza para su problema y para su solución. Sólo ella”.

Preguntas sobre la familia de origen

En este trabajo lo más importante son los hechos o eventos importantes ocurridos en la historia familiar, la estructura de la personalidad de los miembros de la familia no interesa.

¿Algo de lo siguiente ocurrió en su familia? ¿en la familia de su madre? ¿en la familia de su padre?

Estos son algunos de los hechos, que por dejar una profunda huella, pueden ir “marcando” a varias generaciones de una familia:

  • La muerte prematura de hijos, padres ó abuelos
  • Divorcios, parejas anteriores, incluso de padres y/o abuelos
  • Accidentes trágicos donde muere un miembro de la familia
  • Abortos provocados y naturales desde los 5 meses
  • Un miembro de la familia es juzgado, excluido como la Oveja Negra
  • Sucesos de Guerra
  • Supervivientes–culpa / pérdidas
  • Adopciones
  • Una madre muere dando a luz
  • Estafas de herencias
  • Violaciones, abusos, injusticias graves, etc.

¿Muertes tempranas o prematuras?

Alguien que haya muerto menor de 25 años o como padre o madre con niños menores de 15 años. También cuentan los bebes nacidos muertos, ¿Alguien murió en el parto? Son especialmente importantes las enfermedades o muerte durante o después del parto (incluso si se trata de una abuela)

•¿Suicidios o intentos de suicidios?
•¿Crímenes? ( Especialmente asesinatos)

•Alguien estafado
•¿Alguien fue calumniado o rechazado, desterrado, internado en psiquiátricos?

•¿Niños ilegítimos o niños que se dieron en adopción o abandonaron?
•¿Enfermedades graves o incapacidades?
•¿Padres de nacionalidades o culturas diferentes? ¿Emigrante?

•¿Hubo relaciones anteriores importantes de los padres? (Por ej. Matrimonios, novios o primeros amores?)

Con la familia actual las preguntas se refieren a usted, sus hijos, abortos y parejas anteriores y sus hijos.

Los abortos y pérdidas en general no tienen influenza en los otros hijos. Los abortos si tienen un influencia en la relación de los padres y no incumben a los niños. Es un asunto privado de los padres.

Los siguientes incidentes en la vida de alguna persona pueden crear síntomas, pero no crean enredos sistémicos, para estos se necesitan otros métodos de terapia.

•Partos difíciles
•Hospitalización en la infancia
•Separación temprana de la madre
•Accidentes o experiencias cercanas a la muerte